Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

¿La Ortodoncia duele?

Una de las grandes preguntas que os podéis hacer a la hora de plantearos empezar un tratamiento de Ortodoncia es si la Ortodoncia duele.
Por ello, en el post de hoy os vamos a aclarar qué tipo de molestias podéis experimentar si comenzáis un tratamiento de Ortodoncia, y como solventarlas.


La primera pregunta que vamos a hacernos es:

¿Por qué duele la Ortodoncia? ¿Se trata de dolor o de sensación de presión?

La primera afirmación que debemos hacer es que la Ortodoncia no es dolorosa, ya que, en caso contrario, los niños no podrían someterse a ningún tratamiento de Ortodoncia porque no sería capaces de soportarlo.
El objetivo de cualquier tratamiento de Ortodoncia es corregir la posición de los dientes mal alineados  y los problemas de mordida o maloclusiones. Para ello, realizamos pequeños movimientos de los dientes de forma progresiva y se van colocando poco a poco gracias a la presión que ejercen los aparatos.
El proceso de colocación del aparato es totalmente indoloro. En este proceso deberás de permanecer con la boca abierta para que la superficie de los dientes permanezca seca, libre de saliva, y así el adhesivo y composite podrán adherirse perfectamente a los dientes sin contaminarse.


Las fuerzas empleadas para mover los dientes son muy ligeras. Los dientes se mueven mediante un proceso inflamatorio que genera una reabsorción de hueso en el lado de presión o lado donde ejercemos la fuerza, y en el lado contrario se produce un fenómeno de formación de nuevo hueso.
Durante este proceso las molestias que se pueden originar dependen del umbral de dolor de cada paciente.
Lo más importante que debéis saber es que más que una sensación de dolor, lo que podéis notar es una sensación de presión durante los 2 ó 3 primeros días desde que el Ortodoncista activa el aparato.
Una vez pasado este corto periodo, las molestias desaparecerán y tu aparato seguirá funcionando.


Pasados estos primeros días, esa sensación de presión desaparecerá. Por tanto, no debes preocuparte ya que solo estarás un poco molesto unos días después de cada activación en tus visitas mensuales, pero los beneficios obtenidos superarán con creces esa sensación.

Aftas o llagas por el roce de los aparatos.

En algunos casos, es muy frecuente que aparezcan pequeñas heridas o aftas en las mucosas bucales por el roce del aparato.
La zona más frecuente es en las mejillas, justo en la zona donde tocan los últimos molares.
En cada revisión, tu Ortodoncista se cerciorará de que ningún alambre te roce, pero, puede ser que durante el tratamiento se desplace algún alambre y empiece a molestar.
En este caso, deberás llamar a tu clínica para que tu doctor solucione este problema antes de que aparezca una herida.
Mientras tanto, puedes usar cera de Ortodoncia. Solo tienes que cortar un trocito pequeño y posicionarlo ejerciendo presión contra la parte del aparato que te esté molestando.


Estas urgencias son muy frecuentes en tratamientos realizados con Brackets, sin embargo, su incidencia es practicamente nula en tratamientos con Invisalign.

¿Las molestias son las mismas con todos los sistemas de Ortodoncia?

La respuesta es no. Existen sistemas de Ortodoncia que generan más molestias que otros.
Lo que si es común con todos los sistemas de Ortodoncia es que todos requieren un periodo de adaptación. Ahora bien, este periodo de adaptación puede ser más corto o más largo dependiendo del tipo de aparato.
La Ortodoncia que requiere un periodo de adaptación más corto es el sistema de Ortodoncia Invisible llamado Invisalign. 


Este sistema es muy cómodo para el paciente ya que está formado por alineadores transparentes totalmente adaptados a la superficie de los dientes y con un tacto muy suave. Esto hace que la incidencia de llagas sea mucho menor que con brackets.
Además, este sistema también presenta la ventaja de que prácticamente no existen visitas de urgencia, al contrario que con brackets, que suelen ser más frecuentes por la caída de uno, o incluso por el roce de algún alambre.
El sistema de Ortodoncia que necesita un periodo de adaptación más largo es La Ortodoncia Lingual. Este periodo suele durar entorno a 2-3 semanas dependiendo de cada paciente. Sin embargo, tiene la gran ventaja de que es totalmente inapreciable ya que los brackets van adheridos a la superficie interna de los dientes.

Soluciones para disminuir las molestias causadas por la Ortodoncia.

En función de la causa que desencadene esa molestia, la solución será diferente:

  • Si la molestia está originada por la presión provocada por los aparatos de Ortodoncia, y, siempre y cuando el Ortodoncista te lo recomiende, podrás recurrir a la toma de analgésicos. El más común es el paracetamol.

Es importante cerciorarse de que el medicamento no tenga efecto antiinflamatorio (ibuprofeno). Los medicamentos antiinflamatorios disminuyen la inflamación, hecho que estaría contraindicado en la Ortodoncia, ya que, el movimiento de los dientes se produce gracias a un fenómeno inflamatorio.

  • Si la molestia es debido al roce de los aparatos de Ortodoncia, y ha aparecido un afta o llaga, es recomendable el uso de cera de Ortodoncia. Su uso es tan sencillo como coger un pequeño trocito de cera y posicionándolo ejerciendo una ligera presión, en la parte del aparato que nos esté provocando la herida.

Otra solución para disminuir la molestia causada por las aftas es el uso de geles bioadhesivos que contengan Ácido Hialurónico de venta en farmacias. Este componente tiene un gran poder cicatrizante que disminuirá la duración del afta.

Otros consejos para disminuir las molestias causadas por el aparato de Ortodoncia.

  • Consejos de higiene dental:

Un mal cepillado dental puede generar muchos problemas bucodentales, especialmente si eres portador de un aparato de Ortodoncia. Algunas de los problemas originados por la mala higiene son: la caries, la gingivitis o la periodontitis.
Para poder evitar todos estos problemas debes ser especialmente cuidadoso con tu higiene bucodental. Para ello deberás:
Cepillar tus dientes después de cada comida. Si comes fuera de casa, es muy importante que lleves un cepillo para cepillarte después de cada comida.
– Deberás de usar un cepillo específico para la Ortodoncia. Estos cepillos tienen un cabezal con un diseño diferente a los cepillos normales. Una de sus principales características es la inclinación de las cerdas las cuales forman un ángulo de 45º.

– Uso de cepillos interproximales o irrigadores bucales. Ambos permitirán eliminar los restos de comida que se quedan entre los dientes ya que estas zonas son de difícil acceso y requieren ayuda extra.

  • Consejos de dieta:

-Después de la colocación del aparato es muy aconsejable que mantengas una dieta blanda que no suponga un esfuerzo excesivo a la hora de masticar (tortilla, sopas, pures…etc). De esta manera las molestias derivadas de la presión pasaran más desapercibidas.


Evita los alimentos duros, con fibra, pegajosos o con hueso. Estos alimentos pueden provocar que se despegue algún aditamento del aparato y provocar molestias o roce.
– Puedes tomar alimentos fríos que actuaran mediante un efecto calmante en la zona que te provoca la molestia (helados, mordedores para bebes congelados).

¡¡ Con estos consejos estamos seguros de que todo el tratamiento estaréis lo mas comodos posible !!

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos de inmediato!

Formulario Pop Up