Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

¿Cómo cepillo los dientes de mi bebé?

En el post de hoy os vamos a contar algunos consejos sobre cuándo y cómo es necesario cepillar los dientes a tu bebe.

Seguramente, muchos de vosotros desconocéis la importancia que tiene realizar una correcta higiene bucodental aunque aún no hayan salido los primeros dientes. Así como acudir a tu Odontopediatra de confianza cuando esto sucede.
Lo recomendable es que, a partir de los 2 meses de vida, acostumbres a tu bebe a una higiene dental diaria.
Después de la lactancia materna, o de la ingesta de leche con el biberón, pueden acumularse miles de bacterias dentro de la boca de tu hijo. En esta etapa tu bebe puede presentar cambios en sus encías debido a la erupción de sus dientes, por ello debes ayudarlo cuidando sus encías.
El método más recomendable hasta los 12 meses de vida, es usar una pequeña gasa estéril y humedecida ligeramente en agua. Puedes enrollarla en tu dedo índice sentando a tu bebe en tus piernas y acostumbrándolo poco a poco a este hábito tan saludable para él.

La primera reacción que tendrá será el llanto. No obstante, debéis estar tranquilos ya que no llorará por dolor, sino por instinto ante una situación desconocida para él. Poco a poco tu bebe habrá adquirido esta costumbre y será totalmente normal.
Los primeros dientes que erupcionan  son los incisivos temporales inferiores aproximadamente a los 6 meses de edad.
Aproximadamente a los 12 meses, deberían de estar en boca todos los incisivos, superiores e inferiores.

A partir de entonces, se puede empezar a usar un cepillo de dientes especial para niños (muy aconsejable que sea de farmacia o de clínica dental). Ellos mismos pueden jugar con el e introducirlo en su boca para ir acostumbrándose al tacto y familiarizándose con el.
Una vez familiarizados podréis cepillarse los dientes sin necesidad de usar pasta dental, ya que todavía no controlar la función de la deglución.

Un modelo de cepillo muy recomendable es el cepillo dental para dedo. Es un cepillo que se introduce en el dedo lo cual da una mayor sensación de control de la zona que estamos cepillando.
Es muy importante que el cepillo sea suave, de cerdas flexibles y con un cabezal pequeñito adaptado a cada edad.

A partir de los 24 meses, podréis ir introduciendo pasta dental para realizar el cepillado, siempre bajo vuestra supervisión para evitar una ingesta excesiva.

Una pregunta muy frecuente es sobre la pasta dental que debéis usar, si tiene que llevar flúor o no.
Estudios recientes han demostrado que el flúor tiene un efecto positivo en la prevención de la caries. Pero, ¿qué pasa si tragan demasiado flúor durante el periodo de formación del diente?
En este caso puede aparecer un fenómeno conocido como “fluorosis”, alterando el esmalte de los dientes y apareciendo manchas.

La Asociación Española de Odontopediatría  ha establecido unos límites de seguridad en cuanto al uso de fluor en las pastas dentales:

  • Desde los cero a los cuatro años: entre los 15 y los 30 meses se produce la calcificación y maduración  de los primeros incisivos y molares permanentes, por lo que es una etapa de riesgo de aparición de manchas. El uso de fluor debe ser cuidadosamente controlado y equilibrado. Antes de los 6 meses de edad el cepillado debe realizarse sin pasta dental, solo humedeciendo el cepillo en agua. Entre los seis meses y los dos años, la Academia Europea de Odontología Pediátrica recomienda el cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 500ppm de flúor y la cantidad similar a un guisante. A los dos años ya se puede usar una pasta con 1000 ppm. de flúor hasta los cuatro años aproximadamente.
  • De cuatro a seis años. a esta edad tiene lugar la calcificación y maduración de los dietes posteriores (molares), por lo que también deberemos prestar especial atención a la cantidad de fluor recomendada. Entre los cuatro y los seis años, el cepillado ha de ser dos veces al día con una pasta de dientes con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor y la cantidad sigue siendo la similar a un guisante.
  • De seis años en adelante. El riesgo de que se formen manchas de esmalte durante este periodo es insignificante, a excepción de los terceros molares que son los que aún no han salido. Se aconseja el cepillado dos veces al día con una pasta de dientes con 1.450ppm de flúor y la cantidad de uno a dos centímetros.

Como conclusión debes saber que cada edad requiere una pasta específica con el flúor necesario para cada caso.

¿Quieres saber como cuidar la salud bucodental de tus hijos?


Otro tema importante que debéis conocer es sobre el uso de los enjuagues bucales. Lo mas importante que debéis conocer es que los enjuagues son un complemento en cepillado de los dientes, no sustituyen a la pasta dental ni a la técnica empleada para realizar el cepillado. Aquí os dejamos algunos consejos sobre los enjuagues bucales:

  • Es muy importante que sea supervisado por un adulto y sólo puede usarse cuando el niño/a controla el reflejo de la deglución y sabe escupir.
  • Debe utilizar una cantidad no mayor a 10ml y retenerla en la boca durante 1 minuto aproximadamente.
  • Durante la media hora después de utilizarlo no se puede beber ni comer nada ya que disminuiría la eficacia del colutorio y podría ingerirse el flúor.
  • La concentración de flúor dependerá de la frecuencia de uso del colutorio. Si lo usa diariamente, esta debe ser de 0,05 %. En caso de usarlo semanalmente la concentración deberá de ser de 0,2%.

¡Esperamos que os hayan servido todos estos consejos!

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos de inmediato!

Formulario Pop Up