Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

¿Puede la Ortodoncia solucionar dolores de oídos, cabeza, cuello y espalda?

La respuesta a la preguntar con la que introducimos el post de hoy es , sí. La Ortodoncia puede solucionar problemas en el oído, cabeza, cuello e incluso espalda.

Todos estos problemas se engloban dentro de lo que se conoce como Síndrome de la Articulación Temporomandibular.dolores en el oido

La Articulación Temporomandibular (ATM), también conocida como Complejo Articular Craneomandibular, es la articulación sinovial que se encuentra entre el hueso temporal y la mandíbula y está formada por dos cóndilos, por lo que es de tipo bicondílea. Esto significa que se trata de dos articulaciones, cada una a un lado de la cabeza pero que funcionan sincronizándose.dolores craneales curados con ortodoncia

Los problemas asociados a la ATM se conocen como Síndrome de la Articulación Temporomandibular. Este síndrome tiene una serie de consecuencias como son:

  • Problemas durante el sueño y cansancio.problemas de sueño para resolver con ortodoncia
  • Mareos frecuentes.curar mareos con ortodoncia
  • Sensación de vértigo.corregir vertigos con ortodoncia
  • Dolores de cabeza: pueden originarse en los ojos, frente, cuello, nuca…dolores de cabeza con ortodoncia
  • Problemas en la vista como destellos o luces intermitentes.problemas de vision
  • Problemas de oído: acúfenos y zumbidos.zumbidos por ortodoncia

La Articulación Temporomandibular es una de las articulaciones de nuestro cuerpo que más trabajo realiza a lo largo del día. Se mueve cuando realizamos distintas funciones vitales como la masticación, deglución o fonación.

Los problemas en la ATM se desencadenan cuando existe una mala alineación entre las dos partes, cuando existe una presión o sobrecarga excesiva (bruxismo), o por mal funcionamiento de los músculos o dientes.malformacion bucal

¿Cómo podemos detectar que estamos sufriendo un Síndrome de la Articulación Temporomandibular?

Este problema va asociado a distintos síntomas como son:

  • Chasquidos o chirridos al realizar movimientos de apertura y/o cierre de la boca.
  • Disminución en la capacidad de abrir y/o cerrar la boca.
  • Dolores y molestias al masticar.
  • Dolores y molestias a morder o cortar la comida.
  • Dolor facial irradiado a diferentes zonas.
  • Dolor de oidos.
  • Dolor y/o sensibilidad en la mandíbula.

Si presentamos alguno de estos síntomas es muy importante que acudamos al Ortodoncista.doctores-clinica

Este especialista realizará un estudio exhaustivo de nuestro caso, pudiendo identificar una maloclusión o mala mordida, culpable de los síntomas que estamos sufriendo.

La Ortodoncia permite solucionar todos estos síntomas haciendo que la mordida y dientes encajen perfectamente.

Si tenemos una maloclusión o alteración en la mordida, se generan contracturas musculares al masticar, las cuales generan una inflamación en la Articulación Temporomandibular, que es la que genera dolor.

Muchas veces, este dolor se puede irradiar al resto del cráneo, descendiendo por el cuello e incluso hasta la espalda.

Además, existen factores agravantes como son el estrés y la ansiedad. Si estamos pasando un mal momento, que hace que estemos más preocupados de lo normal, provocaremos una tensión muscular excesiva que nos obligará a apretar los dientes constantemente, desarrollándose el conocido Bruxismo. Este problema es mas frecuente durante la noche, pero también puede aparecer durante el día.

¿Qué relación tiene la Ortodoncia con la Articulación Temporomandibular?

La posición de los dientes tiene muchas repercusiones con el resto del organismo. A pesar de ello, muchas personas solo relacionan la Ortodoncia con la Estética.

Muchas funciones vitales como son la respiración, audición, olfato, visión… tienen lugar en la cabeza, y todas ellas se relacionan a través del sistema nervioso con el proceso de la masticación.

Un ejemplo muy evidente en Ortodoncia está relacionado con una alteración en la respiración como es: la respiración bucal u oral. Esta alteración en la función respiratoria hace que la forma de las arcadas dentarias no se desarrollen de forma correcta; el paladar se queda estrecho y se desarrollan problemas futuros de apiñamiento dental.

Cuando un paladar es estrecho puede desencadenarse problemas en la mordida. Uno de los más frecuentes es la mordida cruzada que hace que la mandíbula se desvíe hacia un lado, provocando contracturas en cabeza, cuello y espalda.

Si estos problemas son detectados a tiempo, cuando el paciente presenta crecimiento, se puede lograr corregir y evitar problemas futuros en nuestro organismo

Si no se tratan a tiempo, los dolores irán aumentando con el tiempo, causando problemas graves de salud.

Si quieres evitarlo, consulta con tu Ortodoncista. ¡¡En Alba & Hernanz somos especialistas en Ortodoncia y estamos dispuestos a ayudarte!!

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos de inmediato!

Formulario Pop Up