Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

Síndrome Incisivo Molar o MIH ¿Qué es?

La hipomineralización incisivo molar (MIH) es una alteración en la calidad del esmalte sistémica que afecta a uno o más primeros molares permanentes y con frecuencia a uno o más incisivos.

¿Por qué sucede?

La etiología sigue siendo hoy un tema controvertido, se han mencionado múltiples circunstancias que podrían de forma aislada o por sinergia estar relacionados.

Problemas durante los últimos meses de embarazo o el primer año de vida se asocian, también se apunta a enfermedades de la infancia como asma, otitis media y neumonía, varicela e infecciones urinarias entre otras. Más recientemente se ha sugerido la posible influencia de contaminantes ambientales o ciertos antibióticos en la aparición de este síndrome.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Antes de nada hemos de tener muy en cuenta que en estos niños el manejo clínico es complicado debido:

  • Sensibilidad: los niños afectos suelen presentar sensibilidad desde ligera a muy intensa a estímulos tanto térmicos como mecánicos, aún cuando no hay pérdida de esmalte. En ocasiones incluso el cepillado dental o la masticación provocan un dolor intenso por lo que tienden a no cepillarse correctamente lo que favorece la aparición de caries.
  • Analgesia difícil: al parecer por una presencia constante de inflamación pulpar. Esta puede verse mejorada con una premedicación analgésica con AINES que a veces será requerida.
  • Problemas de conducta: la sensibilidad extrema hace que estos niños a veces durante una simple exploración bucal experimenten un dolor agudo por ejemplo cuando el dentista sopla con la jeringa de aire sobre las muelas. Unida a las constantes visitas al dentista que demandan, lo que les causa un agotamiento.
  • Progresión muy rápida de la caries: los molares afectados, debido a la mala calidad del esmalte, tienen un mayor riesgo general de caries, lo cual sumado a los factores comentados anteriormente ligados a la hipersensibilidad y la difícil higiene hace a estos dientes muy susceptibles.

 

Prevención, prevención y prevención.

 

Por ello cuanto antes debemos instaurarse un tratamiento preventivo:

  • Identificación del riesgo individual del paciente y de las lesiones
  • Diagnóstico temprano: monitorizando la erupción de los primeros molares permanentes así como estando alerta ante “manchas” en incisivos.
  • Remineralización y desensibilización, con aplicación profesional de flúor mensual o trimestral según el riesgo, este tipo de tratamientos aportan iones de calcio y fosfato para favorecer la remineralización.
  • Prevención de caries y de roturas posteruptivas, instaurando cuanto antes una buena higiene a diario, con un buen control de la dieta y mediante selladores de fosas, fisuras y zonas retentivas lo antes posible. A veces será necesario realizar unos selladores de forma transitoria para controlar la hipersensibilidad derivada de este síndrome.

¿Y si ya presentan lesiones ¿Y  si ya es tarde?

Cuando el tratamiento preventivo no sea posible por la severidad del defecto o por la ya presencia de caries en los molares tendremos que barajar diversas opciones:

  • Restauraciones, el profesional valorará los materiales más adecuados, la necesidad de restauraciones en varias sesiones, o de “curas” hasta una obturación definitiva, colocación de coronas… dependiendo de la lesión. Hay que saber que por todo lo expuesto anteriormente las obturaciones en estos dientes frecuentemente fallan porque el esmalte de los dientes con HIM es suave, poroso, y no se delimita bien del esmalte sano.
  • Extracciones, el dilema de conservar o extraer deberá ser planteado en ciertas situaciones, siempre estaremos coordinados con el equipo de ortodoncistas para la toma de decisiones que más favorezca en cada caso concreto.

Y como en todos los casos no debemos olvidar…

  • Mantenimiento y revisiones, las peculiaridades comentadas de este síndrome hace muy importante el mantenimiento tanto de la prevención como de las obturaciones que hayan sido realizadas. La periodicidad de estas revisiones será pautada por el profesional individualizando cada caso concreto.

¿Y qué pasa con los incisivos?

Los incisivos como antes hemos comentado en ciertos casos también podrán estar afectados, normalmente no se ha descrito hipersensibilidad en estos dientes y supone más bien un problema estético, deberemos insistir en su prevención y una excelente higiene y en el futuro una vez terminado todo el crecimiento del niño podremos plantear las diversas posibilidades de restauración estética en caso de que se considerara necesario.

 

Hemos intentado explicar este “singular” síndrome que padece su hij@ como resumen podemos decirle que debido a las características aquí señaladas necesitará muchas visitas así que no pierdan la paciencia y ante cualquier duda estamos aquí estamos a su disposición no duden en consultarnos estaremos encantados de ayudarles en todo lo que esté en nuestras manos.

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario Pop Up

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario te llamamos