Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

Retracción gingival. ¿Qué es?

La retracción gingival o recesión gingival es la exposición de la raíz del diente que tiene lugar cuando el margen de la encía se eleva en la arcada superior o desciende en la arcada inferior.

La retracción gingival puede provocar sensibilidad y dolor al cepillado o al ingerir alimentos fríos o muy calientes, problemas periodontales, y problemas estéticos ya que se ve una sonrisa mas amarillenta, al estar expuesta la raíz del diente, y unos dientes mucho mas largos.

Causas de retracción gingival

Cepillado brusco

Cuando cepillamos los dientes de forma agresiva, se producen recesiones o retracciones gingivales.  Esto también ocurre cuando utilizamos un cepillo con las cerdas excesivamente duras, al hacer el movimiento de cepillado vamos destruyendo poco a poco el tejido gingival.

Las zonas mas frecuentes de retracción gingival producida por un mal cepillado es en molares y premolares. Esto coincide con la zona mas posterior de la boca, que es donde solemos «apretar» más con el cepillo. Sin embargo, hay veces en las que también pueden aparecer en incisivos centrales y en incisivos laterales.

Enfermedades Periodontales

Sin duda es una de las causas más frecuentes de retracción gingival. Hay dos grupos de enfermedades periodontales:  Gingivitis y Periodontitis.

La GINGIVITIS  es la inflamación y sangrado de las encías como consecuencia de un acumulo de placa bacteriana , que se acaba convirtiendo en sarro. Este sarro solo puede eliminarse mediante una limpieza provisional.  Unas encías sanas no deben de estar inflamadas ni de sangrar al cepillarse, y su aspecto debe ser rosado.

La PERIODONTITIS se produce cuando la gingivitis no es tratada. El sarro se va acumulando debajo de las encías produciendo una bolsa periodontal, que va formándose cada vez más profunda.

Esta periodontitis produce una pérdida de hueso, que es acompañada por una pérdida gingival y como consecuencia se expone la raíz del diente produciendo una retracción de encía.

La Periodontitis debe ser tratada por un especialista en encías o Periodoncista  ya que de lo contrario se puede llegar a perder los dientes. 

¿Cómo puedo saber si tengo las encías inflamadas?

Si tienes alguno de estos síntomas puede que padezcas gingivitis:

  1. Sensación de dientes flojos.
  2. Halitosis o mal aliento.
  3. Inflamación de encías.
  4. Sangrado de encías espontáneo o al cepillado.
  5. Pus que sale al presionar las encías o pus entre los dientes
  6. Sensibilidad dental.
  7. Dolor al cepillado dentario.
  8. Retracciones gingivales.

Tabaquismo

El tabaco es una factor ambiental que produce un agravamiento de las Enfermedades Periodontales. Además, provoca una disminución del flujo sanguíneo que llega a la encía, lo que hace que esta se retraiga.

MAL DIAGNÓSTICO EN ORTODONCIA.

En este punto hacemos especial hincapié ya que somos Especialistas en Ortodoncia y como tales siempre hacemos un estudio muy completo en el que elaboramos un correcto diagnóstico para que el tratamiento de Ortodoncia sea el adecuando y no produzca problemas futuros.

La Ortodoncia bien realizada no produce retracciones gingivales por si sola. Sin embargo, en caso de mucho apiñamiento en la que los dientes se encuentran muy fuera de su hueso, es necesario realizar extracciones dentarias, ya que, si alineamos los dientes, corremos el riesgo de que estos se salgan totalmente fuera del hueso produciendo retracciones gingivales.

 

TRAUMATISMOS DENTALES.

Un golpe fuerte en los dientes  puede producir movilidad y perdida de los tejidos de soporte que lo rodean. Muchas veces , no solo dañamos la parte externa, sino que también la parte interna del diente.

 

BRUXISMO.

Se denomina bruxismo al hábito que produce de manera inconsciente el rechinamiento o apretamiento de los dientes. Este hábito, a parte de causar molestias en la cabeza, ATM, y desgaste dentario, puede producir una fuerza excesiva en el hueso, que va acompañada de retracción de encía.

 

 SOLUCIONES PARA PREVENIR O TRATAR LAS RETRACCIONES GINGIVALES.

El primer paso que debes realizar es acudir a un especialista para que diagnostique cual es la causa que está produciendo retracción gingival.

El dentista te dará una serie de pautas entre las que se encuentran:

  1. Cepillado dental adecuado: hay que llevar  a cado una higiene bucal diaria después de cada comida y usar el hilo dental al menos dos veces al día.
  2. Limpieza dental por un profesional: si presentas sarro entre los dientes o debajo de las encías, la única solución que existe es una limpieza dental por un dentista. Esta limpieza puede ser una limpieza por encima de la encía (limpieza normal) o limpieza por debajo de la encía o en la raíz dental (curetaje).
  3. Prevenir el bruxismo: para ello, lo ideal es que realices una férula de descarga, la cual disminuye o hace que desaparezca la presión sobre los dientes y sus tejidos de soporte, evitando la aparición de recesiones.
  4. Injerto óseo y de tejido: existen distintas técnicas, para realizar un colgajo de encías. Puede ser realizado por un estiramiento de las mismas (por ejemplo entre las papilas interdentarias o «triangulito» que hay entre las encías), o bien puede cogerse un trocito de tejido del paladar realizando una pequeña incisión y realizando una pequeña sutura de 2 ó 3 puntos.¡Por tanto, si quieres prevenir las retracciones gingivales, no dudes en acudir a tu Clínica Alba & Hernanz!

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario Pop Up

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario te llamamos