Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

Mi hijo se ha roto un diente, ¿Qué hago?

Las urgencias en Odontopediatría son más frecuentes de lo que pensamos. Y que tu hijo se rompa un diente también puede ser más frecuente de lo que imaginas.


Son muchos los papas que reciben una llamada del colegio diciendo que “su hij@ se ha caído y se ha dado un golpe en un diente“. Esta situación es bastante frecuente, puede pasar en el recreo mientras juegan, haciendo deporte…etc.
También puede pasaros a vosotros mismos, es decir, estando con ellos en el parque, en la piscina…etc. No hay que sentirse mal por ello, ya que es una urgencia muy frecuente que ¡nos puede pasar a todos!
Los traumatismos bucodentales son muy llamativos, ya que suelen cursar con mucha sangre, inflamación, y el niño suele ponerse muy nervioso.
A continuación, vamos a daros una serie de consejos y pautas que debeis seguir si vuestro hij@ sufre un traumatismo bucodental:

Mantener la calma

Es el punto más importante de todos. Suena fácil, pero es normal que ante esta situación os pongáis muy nerviosos y no sepáis como actuar. Como comentábamos antes, los traumatismos o golpes en la zona bucodental son muy escandalosos. Es normal que el niño llore mucho, y que sangre. La zona peribucal es una zona que contiene gran cantidad de vasos sanguíneos y ante cualquier herida sangra en gran cantidad. Por tanto, sabiendo esto, tenéis que pensar que es algo bastante frecuente y que debéis estar tranquilos y transmitirle confianza a vuestro hij@.

Ver si se ha caído el diente entero o si solo ha sido un trocito

Dependiendo de la fuerza del golpe la afectación puede ser mas o menos grave. Puede pasar que se fracture un trozo de la corona del diente, o incluso que los dientes se vean desplazados de la posición que presentaban. Si el golpe ha sido muy fuerte, es muy frecuente que se produzca una avulsión dentaria, esto quiere decir que el diente se cae. Sea cual sea la situación, debéis buscar un vaso con suero fisiológico (o un  vaso de leche sino disponéis de suero) e introducir los trocitos de diente o el diente entero en caso de que se haya caído. Una de las normas más importantes es que el diente no se puede lavar, y se debe coger por la corona, nunca por la raíz.

Acudir al Odontopediatra de confianza

El siguiente paso que deberás dar es llamar a tu Odontopediatra de confianza comentarle lo que ha pasado y no dudarán en atenderte lo antes posible. En el camino puedes aplicarle un poco de hielo dentro de una bolsa para que vaya bajando la inflamación.

Estos son los 3 pasos que deberás realizar si tu hijo sufre un traumatismo dental. Una vez que hayas llegado a su dentista de confianza, será el quien se encargue de atender a tu hijo y dar el mejor tratamiento posible. En estos casos es muy importante que el especialista que os atienda sea Odontopediatra, ya que es fundamental tener los conocimientos necesarios para saber manejar la conducta de un niño que viene después de haber sufrido este “susto”.
En Alba & Hernanz tenemos muchísimo tacto con los pequeños, y siempre hacemos todo lo posible para tranquilizarlos.
Realizarán un examen visual para identificar ante que tipo de traumatismo nos encontramos. En la mayoría de los casos se realiza una radiografía para ver posibles afecciones dentro del hueso que a simple vista no se ven (afectación de raíz, fractura de hueso, afectación del diente permanente …etc).

¿Quieres saber como cuidar la salud bucodental de tus hijos?


El tratamiento variará en función de los tejidos que se hayan afectado.
Existen distintos tipos de lesiones. Estas se clasifican en función de qué tejidos se han visto afectados:

Lesiones que afectan a los tejidos de soporte

Concusión
Lesión del ligamento periodontal en la cual no se ve desplazamiento ni aflojamiento del diente. El tratamiento será tan sencillo como mantener el diente en reposo (dieta blanda) unos días hasta que desaparezca la molestia.
Subluxación
es una lesión del ligamento periodontal en la que no existe desplazamiento, pero si puede observarse un poco de aflojamiento del diente. El tratamiento será el mismo que el anterior, reposo del diente afectado(dieta blanda) y evitar interferencias con otros dientes.
Luxación
Lesión del ligamento periodontal en la que se observa desplazamiento del diente en relación con su lecho alveolar. Puede ser:
Intrusiva
(Diente más corto): normalmente si se trata de un diente de leche el objetivo es evitar que se dañe el diente definitivo. Normalmente se esperará a que erupcione solo a no ser que esté indicada realizar su extracción. Si se trata de un diente definitivo, el objetivo es evitar que se produzca reabsorción de su raíz, si el ápice está abierto, esperamos su reerupción; si está cerrado se debe posicionar en su posición correcta y ferulizar con Ortodoncia.
Extrusiva
(Diente más largo): si es un diente de leche, se suele extraer, y en algún caso podemos esperar que se vuelva a consolidar con su ligamento periodontal. Si el diente es definitivo, intentaremos reposicionarlo manualmente y ferulizarlo mediante Ortodoncia.
Lateral
Diente se desplaza hacia un lado de su alveolo. Si es un diente de leche se extrae a no ser que sea un desplazamiento muy leve en el que optaremos por un reposo funcional de dicho diente. Si el diente es permanente, se reposicionará manualmente y se ferulizará 1 – 2 meses.
Avulsión 
Salida completa del diente de su alveolo(se cae el diente). Si es un diente de leche, no se reimplantará ya que podríamos dañar al diente definitivo. Si el diente es permanente, se procederá a su reimplantación, y el éxito del tratamiento dependerá del tiempo que haya estado fuera de boca.

Lesiones de los tejidos duros y pulpa (Nervio del Diente)

Fractura de la corona:

Puede ser de varios tipos:

  • Incompleta de la corona: línea casi inapreciable, sin pérdida de esmalte. Su tratamiento será la aplicación de fluor o resinas sin carga.

 

  • No complicada de la corona:
    • Pequeña pérdida de esmalte. Su tratamiento puede ser pulido de los bordes de fractura y si se desea se puede hacer una pequeña reconstrucción del esmalte perdido.
    • Pérdida de esmalte y dentina. tanto si es un diente temporal como si es definitivo, el tratamiento que se realizará será una restauración del fragmento perdido para realizar una protección dentinaria.

 

  • Complicada de la corona: esta fractura de la corona se caracteriza por presentar una exposición de la pulpa o nervio del diente. Si es un diente de leche el tratamiento de elección será la pulpotomía. Si es un diente definitivo, el tratamiento dependerá de si el ápice del diente está abierto o cerrado.

 

  • Fractura coronoradicular: los tejidos que se ven afectados son: el esmalte, la dentina, el cemento radicular y la pulpa en algunas ocasiones. El objetivo de este tratamiento será inmovilizar los fragmentos. El tratamiento dependerá de si hay exposición pulpar o no:
    • Sin exposición pulpar: si es un diente de leche el tratamiento será la extracción del diente. Si el diente es definitivo se procederá a la extracción del fragmento coronario y a la restauración del diente.
    • Con exposición pulpar: si es un diente de leche el tratamiento también será la extracción del diente. Si es un diente definitivo se procederá a eliminar el fragmento coronario, se realizará un tratamiento pulpar, y por último la restauración del diente.

 

  • Fractura radicular: se rompe la raíz del diente. Si es un diente de leche se procederá a extraer el diente. Si es un diente permanente el objetivo es facilitar los procesos reparativos de los tejidos afectados y para ello debemos reposicionar los fragmentos y realizar una estabilización durante 3 meses.

Si tu hijo a sufrido una caída no dudes en llamarnos. ¡Te atenderemos lo más rápido posible!

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos de inmediato!

Formulario Pop Up