Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

Manchas de dientes en niños. ¿Qué son? ¿Qué pueden estar indicando?

Los dientes en niños reciben el nombre de dientes de leche, por su blanca tonalidad.

Existen ocasiones, en las que “ese blanco tiza” se ve alterado por diversas causas adquiriendo un tono más oscuro (amarillento, marrón, parduzco, grisáceo…).

Estos cambios de color se presentan de distintas formas:

  • De forma generalizada: cuando afectan a todas los dientes o a la mayoría de ellos.
  • De forma aislada: cuando sólo se ve afectado un diente.

Las causas de cambio de color en los dientes de leche pueden ser variadas. A continuación vamos a enumerar las más frecuentes:

  • Factores de origen genético: el color viene predispuesto desde antes de la formación del esmalte.
  • Ingesta de una cantidad excesiva de flúor.
  • Ingesta de determinados como  algunos aerosoles, o medicamentos con alta concentración de hierro.
  • Traumatismos dentales con exposición del nervio del diente.
  • Cepillado dental insuficiente y acumulación de placa bacteriana y sarro.

Vamos a proceder a explicar cada una de ellas, aunque debéis saber que muchas veces se pueden producir varias de ellas a la vez:

1. Factores de origen genético: Manchas blancas en los dientes o hipoplasia de esmalte.

Se define hipoplasia dental a la alteración en la formación del desarrollo del esmalte. Estas piezas dentales presentan una menor cantidad de esmalte.

Su origen es desconocido aunque se ha asociado a causas como:

  • Procesos infecciosos de larga duración.
  • Enfermedades importantes que suceden durante la etapa infantil.
  • Malnutrición.

Los signos más frecuentes de la hipoplasia son:

  • Desgastes que suponen un deterioro en las piezas dentales.
  • Fisuras o pequeñas grietas en la superficie dental.
  • Aparición de cambio de coloraciones en la superficie del diente (tonalidades amarillentas o marrones).

Todas estas causas parece que pueden influir en que el desarrollo del esmalte , haciendo que este sea más poroso y de menor dureza, y siendo más frecuente la aparición de caries y enfermedades periodontales.

Para el tratamiento de las hipoplasias dentales en niños hay distintas opciones:

  • Sellado dentario de molares (se suele realizar en niños cuando erupcionan las muelas de los 6 años).
  • Reconstrucciones u obturaciones extensas de las piezas afectadas.

En adultos el tratamiento que se suele realizar es:

  • Colocación de carillas de composite o de porcelana.
  • Colocación de coronas en los molares afectados.
  • Blanqueamiento dental, en casos mas leves donde el color amarillento se puede disimular algo blanqueando los dientes.

 

2. Ingesta elevada de flúor o fluorosis dental.

La fluorosis es una exposición excesiva en el consumo de fluor.

Cuando la cantidad de flúor es la idónea para cada edad, el efecto protector sobre el diente y la producción de caries es obvio.

La fluorosis dental puede aparecer de distintas formas en los dientes en función de su severidad:

  • Pequeñas machitas de color blanco (casos leves).
  • Manchas mas grandes o extensas de color  marrón o amarillento (casos más severos).

La fluorosis puede tener distintas consecuencias a nivel dentario, estas pueden ser meramente estéticas, en cuyo caso el tratamiento será blanqueamiento dental en casos mas leves o carillas dentales en casos mas severos a edad adulta. Por otro lado están las fluorosis más avanzadas y más graves que predisponen mucho más a que aparezcan caries.

3. Ingesta de determinados medicamentos.

En muchas ocasiones la ingesta continuada de algunos medicamentos producen tinciones sobre la superficie del esmalte.

Las más frecuentes son las producidas por medicamentos infantiles con alta concentración en hierro, como pueden ser algunos complementos vitamínicos.

Estas manchas aparecen como ligeras tinciones marrones o negruzcas que basta con una limpieza bucodental profesional para eliminarlas.

4. Traumatismos dentales.

Los traumatismos dentales son muy frecuentes en niños, y aun más en verano.

Pueden ser de distintos tipos, leves o no tan leves.

A veces, existe la suerte de que el traumatismo es muy leve y el diente no se ve afectado; en otras ocasiones hay un poco de menos suerte y el diente cambia de color (se vuelve mas oscuro, como más grisáceo).

En los casos en los que se produce una alteración en el color del diente, es necesario realizar una radiografía por parte del dentista. Esto es debido a que puede existir una necrosis en el nervio del diente y que el nervio muera. En ese caso, será la odontopediatra la que valore si se realiza algún tipo de tratamiento para salvar el diente. Puede valorar entre muchos otros factores, los siguientes:

  • Si existe fractura radicular o no.
  • Si existe un área radio opaca en la radiografía, en cuyo caso habrá que realizar una pulpectomía del diente de leche( si aun falta mucho para su recambio por el diente definitivo), ya que esa área, significa que hay infección la cual no es conveniente que este en los dientes debido a que puede afectar a los gérmenes de los dientes definitivos. Cuando esta infección es tan extensa que ha afectado demasiado a la raíz del diente, se aconseja extraerlo. Por eso es muy importante que acudas cuanto antes al dentista, para evitar que la infección avance, ya que en niños, las infecciones dentarias avanzan muy rápido.

5. Cepillado dental insuficiente.

La higiene dental es muy importante en el día a día.  Cuando no nos cepillamos los dientes, se produce un acúmulo de placa bacteriana en la superficie dentaria. La placa bacteriana esta formada por restos de alimentos y por bacterias.

Esta placa puede teñirse e incluso, puede llegar a formarse una especie de calculo de mayor dureza que se adhiere al diente y es imposible quitar a no se que sea mediante una limpieza bucodental profesional o profilaxis.

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario Pop Up

¡Déjanos tu número y te llamamos!

Formulario te llamamos