Formulario Top
Tu clínica dental en Granada

Consejos para aliviar el dolor de los primeros dientes de tu bebé

Aunque la salida o erupción de los dientes de leche de tu bebé forma parte de su desarrollo y es una etapa totalmente normal, es cierto que se desencadenan una serie de cambios que pueden generar malestar en tu pequeño.
Los primeros dientes que aparecen en boca suelen ser los incisivos y lo hacen alrededor de los 6- 8 meses de edad. Esto es una fecha aproximada, y en algunos casos puede adelantarse o retrasarse y no por ello hay que alarmarse. Si alrededor de los 12 meses no han salido, es muy recomendable visitar a un odontopediatra.

De aquí en adelante hasta los 2 años aproximadamente irán apareciendo nuevos dientes en la boca del bebé (colmillos y molares).

¿Cómo podemos identificar que están erupcionando los primeros dientes?

El bebé suele presentar más llanto de lo normal y está más irritado de lo normal.

 

No duerme las mismas horas que antes. No debe confundirse con trastornos del sueño.

Aumenta la salivación. El bebé presenta un babeo abundante y mayor mucosidad nasal.

Pérdida de apetito y rechazo de alimento debido a las molestias en las encías.

A veces pueden aparecer malestares generales como fiebre y diarrea. Siempre que aparecen estos síntomas es bueno que los vea su pediatra para ver que la causa sea la salida de los dientes y no otra.

¿Cómo podemos aliviar las molestias?

A continuación os presentamos una serie de consejos que os será muy útil para aliviar las molestias en la erupción dentaria:
Aplicación de frío local.De la misma forma que con el hielo aliviamos el dolor y la inflamación ante numerosas lesiones, la aplicación de frío en las encías ayudará a calmar las molestias de tu bebe. Este frío lo podemos administrar de diferentes maneras: mediante alimentos fríos, metiendo en la nevera  un aro o mordedor, o incluso el propio chupete. Existen muchos tipos de mordedores de venta en farmacias, los que contienen líquidos don muy buena opción (vigilar siempre que no estén rotos).


Masajear las encías del bebé. Siempre hay que hacerlo con guantes o las manos muy limpias. Se van dando masajes realizando movimientos circulares con el dedo índice. También se puede realizar con unos dedales de silicona específicos de venta en farmacias.
Aplicación de Gel Bálsamo para encías.Siempre hay que comprarlo en farmacias, y asegurarse de que tiene un sabor neutro y acción calmante. Además, algunos de ellos proporcionan una sensación agradable de frescor. Otro factor importante a comprobar es que no contengan azúcar, y fijarnos en que no contenga gluten o derivados lácteos en caso de intolerancias.


Como última opción, si nada de lo anterior calma las molestias, puedes consultarle al pediatra la utilización de algún medicamento en caso de que lo considere necesario, y siempre adaptado a tu bebé y a su peso.

Un dato curioso es que debéis saber que las encías molestan más por la noche por 2 motivos:
– Se trata de un dolor pulsátil: se agudiza con el latido cardiaco y se nota más en posición horizontal.
– Los niños por la noche no están entretenidos y su cansancio aumenta, por lo que se sienten más vulnerables.

¡TE LLAMAMOS GRATIS!

Formulario Rosa Blog

Deja tu comentario

¡Déjanos tu número y te llamamos de inmediato!

Formulario Pop Up